Previsión para deudores incobrables


Las empresas tienen la opción de registrar las incobrabilidades en el momento en que estas se producen o registrarlas por importe estimativo, antes de que las mismas ocurran. Si la opta por la segunda alternativa, deberá tener en cuenta las siguientes premisas.

CONSTITUCIÓN, USO Y RECUPERO DE LA PREVISIÓN

Al constituir la previsión para deudores incobrables corresponde efectuar el siguiente asiento en el Libro Diario:

Al efectuar este asiento estamos imputando al año 2009 el resultado negativo (egreso) que estimamos se producirá en el 2010.  Esta previsión es constituida al cierre del ejercicio para ser utilizada en el ejercicio siguiente.

Por ejemplo: Si el ejercicio de la empresa comenzó el 1 de enero de 2009 y cerró el 31 de diciembre del mismo año, al cierre la empresa constituirá la previsión para incobrables como un porcentaje de los créditos pendientes de cobro a dicha fecha. Esta previsión podrá ser utilizada en el siguiente ejercicio (2010)  toda vez que se presente una imposibilidad de cobra a un cliente.

Si el 15 de marzo de 2010 la empresa toma conocimiento de que el deudor Francesco – que le debe $ 3.500 y a quien ya le habíamos iniciado acciones judiciales- quebró, en ese momento deberá registrar dicha incobrabilidad de la siguiente manera:

Un asiento similar realizaremos toda vez que tomemos conocimiento de una incobrabilidad, ya sea que el crédito esté registrado como deudores por ventas, morosos o en gestión judicial.

Por ejemplo:

o:

Si al llegar al cierre del ejercicio 2010 mayorizamos la cuenta Previsión para Deudores Incobrables, la misma arrojará un saldo acreedor, ello indica que la misma no ha sido utilizada en su totalidad, lo que implica que la estimación de incobrabilidades que efectuó la empresa fue excesiva.

Dado que la previsión fue constituida para utilizarla en el ejercicio 2010, y que las pérdidas estimadas ya fueron imputadas como un resultado negativo en el ejercicio 2009, es necesario, por un lado ajustar la pérdida excesivamente soportada y por otro lado, cancelar la previsión de manera tal que quede saldada (saldo cero) y constituir la nueva previsión para el ejercicio 2011.

Al 31 de diciembre de 2010 deberemos efectuar el siguiente asiento:

Con este asiento el libro mayor quedará de la siguiente manera:

Recién entonces estamos en condiciones de calcular la previsión para el 2011 y repetir los pasos anteriormente descriptos.

También pudo ocurrir que durante el 2010, las incobrabilidades hayan sido de $8.000,00, ni un peso más…ni un peso menos.

En dicho caso, al 31 de diciembre de 2010, la cuenta Previsión para Deudores Incobrables se encontrará saldada y lo único que restará por hacer es hacer la estimación y registro para el 2011.

Pero también pudo ocurrir que las incobrabilidades superaran a las estimaciones, en el ejemplo, se previeron incobrabilidades por $8.000,00 y durante el 2010 resultaron incobrables $10.000. En dicho caso, al momento de enterarnos de la imposibilidad de cobro habremos registrado así:

El mayor de la cuenta quedará de la siguiente manera:

Ahora solo resta hacer las estimaciones para el próximo año.

About these ads

Publicado el 30 junio 2010 en SI. Añade a favoritos el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. Muy bueno! Muy bien explicado. Gracias.

  2. excellenteeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

  3. Excelente!! Me ayudo muchisimo…era lo que necesitaba. Muchas gracias a quien lo hizo!!!

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: